Angermanland es una provincia histórica ubicada al norte de Suecia. Su nombre significa “fiordo profundo” y esto es debido a que se encuentra muy cerca de la desembocadura del río.

11.jpg

En Angermanland hay varias ciudades, como Härnösand, una ciudad pequeña que ha sido un mercado bien conocido desde la época medieval. La idea de construir una ciudad aquí fue del rey Johan III, que amenazó a los comerciantes con expatriarlos si no lo dejaban quedarse en el lugar para fundar una ciudad. A cambio de instalarse en el lugar, ofreció a la gente hacer comercio directamente con Rusia, evitando tener que pasar por Estocolmo. Si bien al final no cumplió con la promesa, los rusos destruyeron la ciudad, y por los años 60 se fue derribando lo que iba quedando para construir centros comerciales modernos.

21.jpg

Todavía hay restos de la ciudad antigua en el centro de Östanbäcken.

Otra ciudad para conocer es Sundsvall, que fue epicentro de la industria del aserrín, durante la época industrial. Y fué el mismo aserrín el responsable de su destrucción, ya que la ciudad sufrió un gran incendio que destruyó todo.

3.jpg

Pero no todo fue tan malo, ya que con la destrucción llegó también la reconstrucción, y fue así como se construyeron nuevas casas de piedra en el centro. Como resultado de esto, puede verse la Esplanaden, la calle principal de Sundsvall.

Hoy día, Sundsvall es una ciudad industrial moderna, con un montón de actividades culturales. El teatro provincial se encuentra aquí, mientras dos montañas a cada lado de la ciudad conforman un paisaje espectacular. Cada una de estas montañas tiene un centro de deportes.

Fotos: flickr