El Silvermine es uno de los hoteles más singulares del mundo. Este hotel se encuentra situado en el centro de Suecia, a 120 kilómetros de Estocolmo, y a 155 metros bajo tierra. Si lo piensan bien, esto no es tanto un hotel porque solo hay habitaciones y el personal que consta de un mayordomo que prepara a los huéspedes el desayuno y la cena.

12.jpg

La Sala Silvermine es una de las minas subterráneas mejor conservadas del mundo, produciendo 3 toneladas de plata por año, hoy es parte también de este entretenido programa desarrollado a través de las minas de Suecia. Aquí hay una docena distinta de excursiones. Por encima del suelo hay un pequeño museo dedicado a la minería y a la historia de la minería de plata.

2.jpg

También hay una sala de conferencias, con capacidad de 60 personas que se utiliza para las fiestas, conferencias o bodas. Esta sala se encuentra amoblada con muebles de pino y están decoradas con luz de vela y tapices de cordero. Incluso se puede reservar un metro por la noche.

4.jpg

Las bodas en medio de este paisaje oscuro y encerrado, para mi gusto son más aptas para una película de terror, pero jamás para celebrar ninguna cosa, ya que ni pensar que con el griterío toda la parafernalia se derrumbe encima. No sería maldita gracia, pero bueno, siempre hay gente que prende con este tipo de ofertas, como los tours al cementerio, que tampoco me hacen maldita gracia. Será cosa de ustedes si van o no.

Vía: wayfaring (más algo de la cosecha propia)