12.jpg

Este castillo medievl, uno de los más importantes de todo el territorio sueco, proviene de la época de Birger Jarl, y aunque se encuentra en ruinas en algunas de sus estructuras, sigue siendo uno de los espacios más visitados de todo el país, especialmente famoso por haberse celebrado allí el tristemente célebre Banquete de Nyköping que tuvo lugar en este lugar en 1317.

Hay que destacar en primer término, que la construcción del castillo comenzó a finales del siglo XII, cuando se utilizaba como fortificación, aunque con el tiempo adquirió tales dimensiones que su categoría fue cambiada. El caballero alemán Raven van Barnekow, durante su estancia allí, hizo importantes mejoras en el edificio, al igual que posteriormente Bo Jonsson y Gustavo Vasa, quien levantó una torre que aún se mantiene en pie.

En parte, además, el castillo medival fue reconstruido por el duque Carlos, famoso luego como Carlos IX de Suecia, hacia finales del siglo XVI, pero las obras dejaron de tener sentido cuando el mismo se quemó con el resto de la ciudad en 1665. En ese momento, se descartó reconstruitlo nuevamente, y en cambio, algunos de sus ladrillos fueron utilizados para la construcción del Palacio Real de Estocolmo.

Posteriormente sí fue reformado en el siglo XX, sobre todo en las zonas denominadas la “Torre del Rey” y la “Antigua Residencia”, que en la actualidad albergan las exposiciones permanentes del museo Sörmlands. Además, para los visitantes, existe allí un restaurante situado en el salón de banquetes y se puede visitar la antigua “Bodega de la Reina”.

Vía: Sorteo Premios
Imagen: Sorteo Premios