sweden.jpg

Según un nuevo informe de la consultora PriceWaterhouseCoopers, Estocolmo es la capital mundial en intelecto y innovación.

Esto significa que la capital sueca es líder en capital intelectual, innovación, salud, seguridad y calidad de vida en resumidas cuentas, porque además, es una ciudad con una baja densidad, además de ser una ciudad que abre oportunidades, aunque la número uno es ahora Nueva York, quedando Estocolmo es cuarto lugar, detrás de Londres y París.

El informe del que les hablaba más arriba, habla de las principales 26 ciudades del mundo, que serían las capitales de las finanzas, el comercio y la cultura. La innovación y el capital intelectual serían en todo caso, el núcleo de la innovación, lo que precede al desarrollo económico y social.

Los suecos son los que llevan la vanguardia en este tema, y es porque Suecia, como país, se ha preocupado de crear las políticas necesarias que incentiven el desarrollo del capital intelectual.

El capital intelectual y la innovación están correlacionados positivamente, según ese mismo informe, donde también se indicó que la educación superior formal, es un área débil en el país, sobre todo, en el área de las ciencias y las matemáticas.

Estos resultados nos deberían hacer pensar en las tendencias que van moviendo el desarrollo global en estos momentos, y al parecer, el tema ya no es tanto el gran desarrollo de habilidades duras, sino que de habilidades blandas en las personas, aunado con creatividad, porque al parecer, conocimiento ya hay bastante, y ahora solo hace falta aprender o reaprender a aplicarlo a las nuevas realidades que se van forjando para que siempre sea útil.

Vía/ Swedishwire