estocolmo1.jpg

El fallecido autor Stieg Larsson, ha dejado después de su muerte, una imagen muy diferente de Estocolmo para el mundo. Con más de 60 millones de copias vendidas, de la exitosa trilogía Millenium, vendidas para el mundo, los principales personajes de ficción de Larsson nos muestran la cara más contemporánea de la capital, a través de cuentos de espionaje, crímenes de cuello blanco y otras actividades de mala muerte.

Los visitantes, y esto ya lo habíamos comentado antes, pueden seguir los pasos de los personajes de Larsson en la ciudad, deleitándose con sus vistas.

A lo mejor se preguntarán dónde vivió Larsson, cómo fue el a inspirarse con tantas historias fantásticas. Larsson vivía en Söder, un barrio que es hoy una mezcla ecléctica de residentes de clase rica, religiosa y de trabajo. Hasta el día de su muerte, Larsson trabajaba, y para inspirarse en la escritura de sus sagas, es sabido por la gente que lo conocía, que se sentaba en un conocido café.

Hay personajes (los más malos)de Larsson, que viven en los barrios más ricos y multimillonarios del país, como Östermalm. Sería muy raro, en todo caso, ver a personajes del lado del mal viviendo en el lado pobre si están descritos en un bestseller. Ahora que lo proceso, casi siempre los malos son los ricos, poderosos y dueños del mundo en los libros, películas, y hasta en la vida real a veces.

Larsson solía comer cordero en la taberna libanesa Tabbouli, aunque también a menudo se le podía ver en alguna cafetería trabajando en su computador portátil. En los restaurantes étnicos que se ven junto a los restaurantes tradicionales de Suecia que son parte del recorrido por la trilogía Larsson, se puede probar platos clásicos como el reno, el alce y las albóndigas.

En los libros, Salander camina por la plaza hasta una estatua emblemática de las Hermanas, que fue creada por el escultor sueco Nils Sjögren, y se dice que está inspirada en el suicidio por ahogamiento en 1900 de dos hermanas, en las intermediaciones del Lago Hammarby. Pasando a través de Mosebacke se llega finalmente a Fiskargartan 9, donde el ático de Salander tiene unas vistas impresionantes de la exuberante y verde isla de Djurgården y el parque de atracciones, Gröna Lund.

Aunque los libros de Larsson se inspiraron en Estocolmo, por su rica diversidad, también se hace referencia a la literatura tradicional y se pueden ver matices socio políticos interesantes. Se cree que el carácter heroico de Mikael Blomkvist este inspirado en Kalle Blomkvist Lindgren. Pero más allá de la distribución geográfica que tengan los personajes, lo importante es saber que éstos son cultural y étnicamente diversos, reflejando una verdadera y siempre cambiante imagen de Estocolmo.

Vía/ lonelyplanet