sol2.jpg

El aumento de la temperatura en Suecia (aunque yo no hablaría sólo de Suecia, sino que de un fenómeno global), ha provocado varios incendios en los pastizales, y algunos de estos incendios, el fuego se apago justo antes que llegaran los bomberos al lugar.

Hay ciertas horas durante las cuales las temperaturas se empinan sobre los 20 grados centígrados en las zonas centro y sur del país.
El riesgo de incendios está alto en casi todo el país, en especial en este tiempo, que hay un clima cálido y seco sostenido por varios días.
En las únicas zonas donde hay un bajo nivel de riesgo de incendios es en las tierras altas y las costas a lo largo del Sur de Suecia, debido a que hay una mayor humedad ambiental.

Ahora, lo suecos tienen que tener más cuidado que nunca con sus barbacoas y fogatas, ahora que comienzan a sentir el calor del sol y comienzan a dejar atrás el frio y la nieve.

Los que más susto están pasando, son las empresas de seguros, porque cualquier descuido, y el fuego podría llegar a algún edificio, lo cual les acarrearía elevados costes.

Todos los años, el Condado de Jämtland gasta más de 500.000 coronas en daños causados por los incendios a los pastizales, y aprovisionar a los cuerpos de bomberos locales.

En Malmö, se espera que las temperaturas sigan altas, al igual que en Estocolmo, mientras que en la zona norte, podría esperarse algo de lluvia y frío.

El aumento de la temperatura global, por lo visto, está agravando la situación de los parques y sitios con vegetación silvestre, que hasta ahora sobrevivían casi solos, pero de ahora en adelante, tienen que estar siendo vigilados por culpa de unos pocos inconscientes que con mucho relajo llegan y botan sus cigarrillos encendidos, o dejan semi prendidas sus fogatas.

Vía/ Thelocal