bus.jpg

Con las oleadas de inmigrantes en Suecia, era cuestión de tiempo para que aflorara entre los habitantes nativos el tema de la discriminación y segregación racial, cultural, étnica y otras.

Aunque la sociedad sueca presuma de su capacidad para acoger a múltiples culturas, ya se está viendo con más frecuencia los tintes que toma la discriminación velada. Es probable que hasta un conductor de autobús discrimine entre viajeros suecos y extranjeros, dejando a estos últimos para otros buses, de modo que no se mezclen con los locales.

Hay pasajeros que notan la discriminación que se hace por parte de los choferes de autobús, basándose solo en la apariencia de los pasajeros.
Si un pasajero trata de increpar al conductor de estos buses, la respuesta es que si no les gusta el sistema, se bajen del autobús. Como el asunto ha causado tanto revuelo, la compañía de transporte se ha encargado de desmentir los rumores, pero es cuando empiezan los desmentidos y los ruidos de varias fuentes cuando se empieza a generar la pérdida de confianza, y como ya este tema llega algún tiempo repitiéndose, no queda más que estar atento y verificar si es verdad.

Parece casi una película de ficción pensar que en Suecia se está discriminando a la gente para trasladarla en los buses. Y si así fuera, debería existir alguna razón de peso, como por ejemplo que la gente de diferentes etnias se pongan a pelear cada vez que se ven, pero eso ya me parece raro.

Vía/ Therightspere, Foto/ Flickr (Zenhikers)