El Museo Naval de Suecia tiene una larga tradición que se remonta a 1752, cuando Adolfo Federico, el entonces Rey de Suecia decretó, que un buque tipo habitación se estableciera en Karlskrona, encargándose desde entonces, al museo la ardua tarea de recoger y conservar todos los objetos que reflejen la historia y desarrollo de la Marina de Suecia.

n1.jpg

En muchos aspectos, este museo alberga colecciones únicas, que pueden verse en el moderno de la isla Stumholmen, que se encuentra cerca del centro de Karlskrona. Históricamente, esta isla ha sido una parte importante de la principal base de la Marina Sueca.

n2.jpg
En este sitio el visitante puede apreciar el rico patrimonio cultural y marítimo de Suecia, tal como el papel de la armada en el crecimiento de Suecia como gran potencia en el siglo XVII, así como la evolución del diseño y la construcción naval de guerra. Algo de particular interés es la influencia que dejó el arquitecto naval Fredrik Henrik af Chapman y el numero de los notables miembros de la familia Master Shipwrights Sheldon, que durante años estuvieron activos en Karskrona.

n3.jpg

Bajo un túnel, es posible observar los restos de un naufragio que data del siglo XVIII, notándose además el delicado trabajo que realizan los arqueólogos marinos al reconstruir todo el ambiente marino que rodea a estas moles hundidas, en un intento por recrear todo lo más fielmente posible a su forma original, llevándonos a épocas inimaginadas en un solo segundo, impregnándonos de historias de sangre y guerra que apasionan hasta al más escéptico.

Fotos: flickr