suecia5.jpg

El Storsjön (el Gran Lago de Suecia), en la provincia de Jämtland, es el “Loch Ness” nórdico.

Los habitantes del lugar creen que en sus oscuras aguas habita un monstruo, y, típicamente sueco… ¡el monstruo está protegido por la ley! El área alrededor del Storsjön tiene mucho para ofrecer, con tierras montañosas, senderos, y el bonito pueblo de Östersund, el más importante de la región.

PARAISO ESCANDINAVO.

Suecia está ubicada en la Península escandinava en Europa del Norte, entre Finlandia y Noruega, a lo largo del estrecho de Öresund que la enlaza con el mar Báltico y el mar del Norte.

Su capital es Estocolmo, donde habita aproximadamente el 12% de las nueve millones de personas que integran este país nórdico. Su idioma es el sueco, lengua que pertenece a la rama norte del árbol germánico, al igual que el noruego, danés e islandés.

No obstante, dado que no es un idioma que se ha extendido por el mundo la gran mayoría de los suecos hablan inglés, y buena parte de éstos adicionalmente dominan una tercera lengua.

Naturaleza nórdica

Suecia es uno de los países más grandes de Europa, casi de igual tamaño que España, mide de norte a sur casi 1.600 kilómetros, lo cual se traduce en bellos contrastes en la geografía y el paisaje de la nación.

A esto se le suman los cambios que se viven en las estaciones del año, que transforman a la naturaleza sueca en un espectáculo de color.

Más de la mitad de su superficie está cubierta de bosques, un 16% de montañas y páramos, el 10% está cubierto de hermosos lagos, ríos y humedales y sólo un 8% está constituido por tierras cultivadas.

Se considera que son pocos los habitantes en relación a las extensiones de terreno gracias a lo que hay paisajes vírgenes de los que propios y extraños pueden disfrutar, especialmente al norte en la Laponia, donde montes sin árboles y bosques bajos existen en medio de fríos vientos.

Igualmente, vale la pena destacar la Costa Alta, situada al norte, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y los archipiélagos de Estocolmo, Sankt Anna y Västervik, con sus numerosas islas e islotes.

Por su parte, cerca de la costa báltica están dos de las islas importantes del país, Gotland y Öland, que se caracterizan por su paisaje natural conformado por prados llenos de flores y un litoral de piedra caliza espinosa.

El sur, llamada Escania, es la región agrícola por excelencia, repleta de llanuras, colinas, bosques y playas.