SAS.jpg

La aerolínea SAS tiene un problema desesperante de solvencia, porque según se ha sabido, el personal de la cabina está entre los peor pagados del mercado laboral sueco. Aún así, hay buenas ofertas de esquí.

La aerolínea sueca, está al borde la quiebra, pero aún así, se sigue vendiendo boletos a los pasajeros.

Según las cifras que han salido en los medios, al personal se les paga por hora, unas 80 coronas, cuando el promedio del mercado sueco son 150 coronas la hora. Luego de tantas polémicas por el nivel de salario, la aerolínea ha salido a arreglar el asunto con los sindicatos, pero todavía no transciende cuanto estarán pagándoles por hora a las personas.

SAS podría irse a la quiebra en pocas semanas si la administración no aprueba sus planes de ahorro, procedimientos para el manejo de pasajeros varados y las líneas de espera en los aeropuertos escandinavos.

Los salarios, obviamente, sufrirán un recorte, sino, los trabajadores tendrán que aceptar que la compañía se vaya a la bancarrota.

Los salarios son en cualquier empresa, cerca del 60% del gasto operacional fijo, que se paga cash. Es decir, si se logra bajar esos gastos, se consigue tener un flujo de caja más holgado para hacer frente a contingencias propias del negocio, sin tener que salir a pedir prestado a los bancos, pagando la correspondiente tasa de interés. Los que son empleados, creen que el patrimonio es suficiente para sostener las operaciones diarias, sin distinguir bien los tipos de activos que están en juego. Es complicado de todos modos, para todas las empresas en este minuto de crisis global, sostener siquiera el propio personal interno, y ya se ve a tantas que están tercerizando y haciendo recortes increíbles, que no sería raro que esta aerolínea quebrara, si como dicen, no se les aprueban los planes de recortes y operaciones.

Vía/ Thelocal