sweden.jpg

Cada cierto tiempo, van a apareciendo novedades atractivas para los viajeros y residentes de algunos lugares del mundo, y ahora apareció el Faviken, un restaurante ubicado en el lado norte de Suecia, que ya tiene fama como el más innovador del mundo, veamos por qué.

El Faviken se encuentra emplazado en una finca de caza en Jämtland, al noroeste de Suecia, lo que es más de 600 kilómetros al norte de Estocolmo. Por los alrededores se pueden ver montañas, nubes blancas, bosques de pinos y un lago congelado. Como siempre, la nieve, tienta a los viajeros a tomar alguna de las ofertas de esquí online que se ofrecen generosamente por internet.

La gracia del Faviken, es que faena a sus propios cerdos, porque los cerdos son matados dentro de la misma finca donde luego se cocinarán, y desde la noche antes de ser sacrificados, se preparan, dándosele suero de leche y gruesas capas de grasa cremosa. Estos cerdos, dan una carne suave y rica porque son alimentados con leche y cuando ya están muertos, se cortan con precisión.

La cocina del Faviken, es pequeña, casi como una cocina doméstica, donde trabajan sólo tres chefs. Las verduras de este restaurante, a veces están almacenadas por ocho meses, si es que no se ocupan antes. Lo importante, es no desperdiciar los cultivos propios del huerto.

Algunas formas de conservar los alimentos en Suecia, son encurtir y curar los alimentos. Hay una caseta destinada exclusivamente para realizar este proceso. Ahí se pueden ver jarras como de laboratorio, con frutas y bayas secas como las alcaparras. Otros alimentos están en salmuera, conservados en vinagre o suero, junto a flores que parecen ser de otro mundo, flotando como ahogadas.

Entre los embotellados que todos temen abrir, están los que conservan pescados fermentados, salsas de pescado y vieiras flotando en sopa de leche. Estas son cosas que sólo podría cocinar un alquimista, no cualquiera.

En el comedor del Faviken, hay una cortina de huevas de bacalao, pedazos de cerdo colgando del techo, tarros enormes, con hongos y flores. La carne en este lugar, se come de preferencia, con las manos.

Foto/ Flickr ( Idleformat)