bicicle.jpg

Suecia es un destino atractivo para los amantes de la bicicleta, porque tiene buenos senderos a través de la costa, islas vírgenes con paisajes planos para pedalear más relajados, y ciudades para explorar más detenidamente. Los itinerarios pueden ser organizados de modo independiente, o bien, se puede buscar alguna guía insertándose en un tour organizado.

Lo bueno de los recorridos en bicicleta, es que se puede ver castillos antiguos y fortalezas, que van salpicando la campiña sueca. Hay una ruta organizada por Butterfield.com, que se llama Butterfield y Robinson, y consiste en un viaje de 6 días, partiendo desde Estocolmo, donde se recorre unos 30 kilómetros diariamente, sobe un terreno mayoritariamente plano.

El primer destino de este viaje, es Gotland, una isla del Mar Báltico, donde se visita la ciudad de Visby, que es según la Unesco, Patrimonio de la Humanidad. También se visita la isla de Faro, cerca de la costa de Gotland.

Un punto interesante de destacar, es el recorrido por los jardines de la residencia real, Drottningholm, que se ve antes de llegar a Estocolmo nuevamente. La ruta incluye alojamiento en elegantes hoteles boutique.

La ruta de la agencia Biketoursdirect.com, Gota Canal, ofrece 8 días de gira por una vía fluvial escénica llena de bosques, pueblos y tramos vírgenes del desierto. Este paquete incluye alojamiento en hotel y posadas con desayunos diarios, comidas para llevar, transporte para el equipaje, y guías y mapas que dan información local útil.

Esta ruta permite ver las ruinas del monasterio Vreta, que data del siglo XII, y darse un chapuzón en la piscina natural del pueblo minero del carbón, Zinkgruvan. En los últimos días de la gira, se puede ver el Castillo de Boo, pueden montar en bicicleta por los numerosos lagos que se ven a lo largo del camino, y observar las casas de madera pintadas por la zona boscosa Katrineholm.

La vuelta ciclista escandinava, la ofrece la agencia Exploreadventures.com, que los lleva por Suecia y Dinamarca, viajando no solo en bicicleta, sino también en tren, ferry y catamarán. En viaje comienza y termina en Copenhague, Dinamarca. Luego se va en tren a Malmo, se pasa a la costa, parando en fortalezas medievales, monumentos y pueblos vikingos que tienen esa típica arquitectura escandinava.

Para terminar, se hacen paseos en bicicleta a lo largo del litoral de Bornholm, una isla danesa del Mar Báltico. Un catamarán lleva a los viajeros de regreso a Suecia, y se pasa por algunos sitios como pueblos pesqueros, colinas y tierras cultivadas muy verdes.

Hay un paquete de la agencia Naturetravels.co.uk, que les puede llevar a través de las montañas, que ya es para ciclistas más experimentados y fuertes, porque requiere de mas forma física. Los recorridos de este tour, van por las montañas de la región de Storulvan, llegándose a Noruega.

Pasear por los bosques de Östergötland es toda una aventura, que permite combinar otras actividades, como piragüismo, pesca y natación. Lo mejor es que revisen la fuente de información que les anexo debajo de este post, para que profundicen en las rutas que más se ajusten a sus intereses, y vean cual les gustaría tomar.

Si a mí me tocara elegir un tour, yo creo que elegiría un trayecto independiente, que no limite mi tiempo de estadía, de viaje ni la posibilidad de cambiar de rumbo si quisiera. Ese es el único inconveniente de los viajes armados, pero al menos, son más seguros.

Vía/ Traveltips.usatoday