En Suecia hay zoológicos con temáticas extra a los ya conocidos paseos que recorren las típicas jaulas de animales. Algunos muestran aparte de la vida silvestre, algo más acerca de las tradiciones suecas.

skansen.jpg

La idea de los zoológicos además, ya no es sólo mantener a los animales en cautiverio para exhibirlos, sino también para protegerlos y preservar especies que corren serio riesgo de extinción en su hábitat natural debido a los desequilibrios que se han producido con los cambios climáticos.

Los zoológicos más populares de Suecia son el Skansen en Estocolmo y el Kolmarden en la ciudad de Norrköping. El Skansen es uno de los más antiguos que hay, recorrerlo rememora toda una historia que lleva por lo menos cinco siglos de data.

En el Skansen
se pueden observar especies como los osos, lobos, focas y alces. Las partes más actuales del zoológico son el acuario y una sección que muestra animales típicos de África, además de otra que alberga animales exóticos.

El Kolmarden, es el zoológico que se jacta de ser el más grande de toda Europa del Norte. Sus instalaciones albergan especies de animales que habitan alrededor de todo el mundo, como cebras, osos, jirafas y hay también un entretenido show de delfines para las visitas.

Las secciones acuáticas son de hecho las más demandadas por lo niños que quieren conocer algo más acerca de la vida submarina, el modo de alimentarse de los animales, su forma de dormir, sus hábitos gregarios y de procreación. Toda instalación acuática añade un valor agregado a los zoológicos, que antes se limitaban a unos pocos animales.

Foto: Flickr